Sabemos que muchos y muchas de vosotros y vosotras estáis buscando activamente un empleo, pero transmitir que somos un candidato o candidata idónea para un puesto de trabajo no es una tarea fácil. Para echaros una mano y orientaros en vuestra búsqueda, en Ponemos la música hemos hablado con Arantxa Odriozola, joven psicóloga especializada en recursos humanos que trabaja como jefa de equipo en la consultora internacional Hay Group, y nos ha dado una serie de consejos que os serán muy útiles en las diferentes fases del proceso de selección. Hoy indagamos en las dos primeras claves para acceder a un empleo: el envío del currículum y la carta de presentación.

1- Currículum Vitae

Cuando encontramos una oferta de empleo que nos interesa, el primer paso va a ser enviar nuestro currículum. Es la primera toma de contacto que vamos a tener con la empresa, por lo que su contenido y presentación es muy importante y dice mucho de nosotros y nosotras como aspirantes al puesto.

El currículum debe ir encabezado por nuestros datos personales y de contacto: nombre, fecha de nacimiento, DNI o pasaporte, dirección, teléfono e email. Además, conviene incluir una fotografía, pero ésta debe tener unas características determinadas: “Debe ser profesional y cuidada. Es importante que aparezcamos, en el caso de los chicos, con camisa y corbata, y en el de las chicas, con una prenda de vestir que tenga cuello, como una camisa o un jersey. ¡A toda costa deben descartarse escotes palabra de honor!”, nos aconseja Arantxa.

Después, deberíamos incluir nuestra formación, experiencia profesional, idiomas, conocimientos informáticos y otros datos de interés.

Si eres joven, es normal que tengas poca o ninguna experiencia previa. Según nuestra experta, “unas prácticas en el ámbito profesional de la oferta de trabajo son, indudablemente, muy valoradas por la empresa. Pero como tenerlas no siempre es fácil, hay que intentar, en la medida de lo posible, llevar a cabo alguna actividad que demuestre que somos proactivos y tenemos interés por aprender”. Las empresas buscan personas que se hayan movido, que hayan tenido iniciativa y ganas de hacer cosas. Si hemos formado parte de algún equipo de deporte, dirá de nosotros y nosotras que trabajamos bien en equipo; si hemos sido delegados o delegadas de clase o de algún comité de estudiantes, se ponen de manifiesto actitudes de liderazgo; formar parte de algún grupo de voluntariado demostrará nuestra facilidad para relacionarnos y valores como la solidaridad y tolerancia, muy importantes en el ámbito laboral”.

En cuanto al formato, lo mejor es que el CV ocupe una sola cara y la letra sea clara, por ejemplo Arial, y destacar los títulos en letra un poco más grande y negrita. Lo que más valoran las empresas es que sea sencillo y se pueda ver de un vistazo: “¡Imagínate la cantidad de CV que reciben los departamentos de RRHH!”, nos cuenta nuestra experta, “cuanto más fácil sea de leer, mucho mejor. Un truco es destacar en negrita los logros más importantes”.

Si una empresa está interesada en tu currículum, es fácil que investigue un poco para obtener algo de información extra… ¡así que ojo con las redes sociales y tu rastro en internet! Además, “uno de los primeros sitios donde acuden las empresas para buscar candidatos es LinkedIn, por lo que tenerlo actualizado y completo puede ser muy útil”.

2 – Carta de presentación

La carta de presentación es una forma de conseguir que las empresas nos conozcan un poco mejor. En ella debes aportar esa información que no tiene cabida en el currículum pero resulta de interés. “Una carta de presentación no debe ocupar más de una cara, y debe hablar de nuestras habilidades y aptitudes, más que de nuestra trayectoria profesional o estudios”. Es una buena forma de transmitir tu motivación y explicar por qué estás interesado en la empresa y el puesto. Si no tienes experiencia previa, la carta de presentación puede ser una forma de explicar las cualidades que te convierten en el candidato o candidata idónea. “Lo que más valoran las empresas son las ganas de aprender y la iniciativa”.

Seguir leyendo: ¿Qué buscan las empresas en un proceso de selección? Claves para acceder a un empleo (II)