En entradas pasadas os dábamos más detalles sobre la labor de Cáritas y la Fundación Secretariado Gitano por la inserción laboral de los y las jóvenes en situación de dificultad social. Hoy, es el turno de Cruz Roja Española.

El origen de Cruz Roja Española lo encontramos en el año 1864, cuando la organización fue reconocida en nuestro país como sociedad de utilidad pública. Desde entonces, el trabajo que ha llevado a cabo para ayudar a las personas que más lo necesitan ha sido uno de los más destacados de todas las ONGs que operan en España y prácticamente en todo el mundo.

En los últimos años, a raíz del impacto que ha tenido la crisis económica en la sociedad española, el número de personas atendidas por Cruz Roja ha aumentado considerablemente. El desempleo ha alcanzado cifras muy elevadas, afectando especialmente a la población más joven. El siguiente cuadro muestra el perfil medio de las y los jóvenes que buscan cambiar su situación:

Fuente: Plan de Actuación del Empleo Joven

Según la Memoria de Cruz Roja relativa al año 2014, el número de personas jóvenes atendidas por la entidad pasó de ser 10.740 en 2013 a 14.355 en 2014. Esto supone casi 4.000 personas más. Para hacer frente a la problemática del desempleo juvenil, Cruz Roja dispone de tres programas e itinerarios específicos destinados a promover su inserción laboral, que ofrecen un acompañamiento continuo en todo el proceso de búsqueda y desarrollo de un trabajo.

El proyecto Itinerarios horizontales para jóvenes con la empresa se dirige a jóvenes con baja cualificación y poca o ninguna experiencia. Se lleva a cabo en 44 sedes de Cruz Roja en España y consiguió la inserción laboral del 45% de sus participantes en 2014. Con el programa Capacidades transversales para el empleo de jóvenes, la entidad busca preparar a los y las participantes más allá de las habilidades estrictamente profesionales. Esto se hace mediante sesiones grupales en las que, además de enseñar habilidades sociales, se imparten materias relacionadas con las nuevas tecnologías y su utilización a la hora de buscar trabajo. Casi 1000 jóvenes de entre 18 y 21 años se han beneficiado ya de este proyecto.

Otra iniciativa de Cruz Roja Española es Aprender Trabajando, donde trabaja también la Fundación Secretariado Gitano y de la que ya os hemos hablado en otras ocasiones. El programa tiene dos fases principales: una de formación y otra de prácticas en empresas, donde se materializan los conocimientos adquiridos en un entorno laboral real. La clausura de la tercera edición de esta iniciativa tuvo lugar el pasado mes de octubre y se cerró con la inserción en el mundo laboral de 896 jóvenes. Te lo cuentan participantes, responsables, colaboradores y colaboradoras en este vídeo.

Cruz Roja ofrece también otras vías para favorecer el empleo por cuenta propia. Un ejemplo es el programa Impulsa, que busca apoyar iniciativas empresariales. Desde su inicio en 2008 ha ayudado a más de 2000 personas a llevar a cabo un negocio propio. Así es cómo funciona:

Impulsa

En todos los proyectos, la colaboración de las empresas es crucial. En la memoria de Cruz Roja Española para 2014, vemos cómo las alianzas con organizaciones empresariales en los programas de empleo aumentaron considerablemente respecto al año 2013.

Empresas

La entidad dispone de asambleas repartidas por todas las regiones del país y en cada una de ellas se ofrecen servicios relacionados con la inserción laboral y otras ayudas a la juventud. Puedes consultar en este enlace tu sede más cercana.

El reto del empleo juvenil va mucho más allá de una cuestión económica, de que los y las jóvenes obtengan un sueldo con el que sustentarse. Cruz Roja Española, así como Cáritas y Fundación Secretariado Gitano, trabajan por un futuro digno para ellos y ellas, por sus oportunidades de desarrollo e inclusión en la sociedad, por la autoestima, la confianza y los sueños de personas que viven en una situación de injusta desventaja social. Entre todos y todas seguimos trabajando para derribar barreras. Seguimos poniendo la música.